Impida que Arabia Saudí trate a las mujeres como menores

Más información acerca de lo que está sucediendo a las mujeres en Arabia Saudì

ACTUALIZACIÓN de 26 de septiembre de 2017: ¡Por fin las mujeres podrán conducir en Arabia Saudí! El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud ha emitido una orden para levantar la prohibición, que será anunciada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Arabia Saudí era el único país del mundo que prohibía a las mujeres tener un permiso de conducción y, por ende, conducir conforme al «razonamiento» de que ello conllevaría «vicio y actos tabúes». Se espera que la plena aplicación tenga lugar en junio de 2018.

¡Ayúdenos a apoyar la lucha! El levantamiento del veto constituye un paso importante, pero el sistema de tutela masculina discriminatorio por motivos de sexo sigue todavía vigente. Por ejemplo, las mujeres siguen sin poder viajar sin el consentimiento masculino, ni tampoco solicitar un pasaporte ni elegir cuándo y con quién casarse. Además, sigue sin estar clara la aplicación de la orden real de mayo de 2017 por la que se concedía el acceso a las mujeres a servicios estatales, por ej., abrir una cuenta bancaria o presentar una demanda. Estos opresivos reglamentos y políticas del «estatuto personal» siguen constituyendo una violación de los derechos humanos de las mujeres y les impiden moverse libremente en su vida diaria. ¡Mantenga la presión para que las niñas y mujeres saudíes sean tratadas como iguales en la sociedad y la cultura de su país!

ACTUALIZACIÓN del 7 de julio de 2017: En lo que constituye un prometedor progreso, el Rey de Arabia Saudí ha emitido una orden real que debería poder punto y final a la práctica consistente en la exigencia del consentimiento del tutor masculino para que las mujeres puedan acceder a servicios estatales, como la apertura de una cuenta bancaria o la presentación de una demanda. Las instituciones gubernamentales están finalizando el plazo concedido de tres meses para revisar los servicios que no requieren el consentimiento masculino. Hemos consultado a nuestros socios en Arabia Saudí sobre la aplicación de la orden real y seguimos haciendo un llamamiento para que se elimine por completo el sistema de tutela masculina y, por tanto, se acabe la prohibición de conducción por parte de las mujeres y estas no necesiten nunca más el permiso de su tutor para poder viajar solas o casarse.

No pueden conducir, no pueden estudiar en determinadas universidades ni viajar al extranjero sin la aprobación de un tutor masculino y todavía no pueden elegir libremente cuándo o con quién casarse. Tal y como ha reconocido recientemente el Príncipe saudí Alawaleed: «Se trata de actos injustos, por parte una sociedad tradicional, mucho más restrictivos de lo que legalmente permiten los preceptos de la religión». Esta es la difícil situación de las mujeres y niñas saudíes bajo el actual sistema de tutela masculina y ya están cansadas de ella. Las mujeres saudíes quieren sus derechos y están pidiendo directamente al Rey que tome medidas.

¡TOME MEDIDAS! ¡Apoye a las mujeres saudíes ayudándonos a renovar el llamamiento de nuestra campaña para acabar con el sistema de tutela masculina!

Aunque el gobierno afirma que las mujeres tienen derecho a adoptar sus propias decisiones sobre sus vidas, en realidad esto no es cierto. A pesar de algunas medidas positivas para reducir el control de los tutores sobre las mujeres (una ley que tipifica como delito la violencia doméstica, 30 mujeres nombradas para el Consejo de la Shura y permitir a las mujeres votar y presentarse como candidatas en las elecciones municipales), las mujeres y niñas saudíes todavía son consideradas menores bajo el control perpetuo de sus tutores masculinos. Y este tutor puede ser su marido, hermano, tío o incluso un hijo más joven que ellas.

Únase a nosotros hoy mismo para hacer un llamamiento al Rey y al Ministro de Justicia para que establezcan leyes que traten a las mujeres y niñas como iguales en la sociedad y la cultura saudíes.

Haga un llamamiento al gobierno saudí para que se asegure de que el sistema legal y judicial refleje realmente la afirmación del gobierno de que las mujeres no están bajo una tutela masculina, sino que tienen derecho a tomar sus propias decisiones sobre su educación, asistencia sanitaria, viajes, trabajo y otros aspectos de la vida cotidiana.

¡Muchas gracias por su activismo!



Añademe a la siguiente lista (s) :
  • WAN Sí, envíame acciones por correo electrónico
  • Compartir