Paraguay: Proteger los derechos de la preadolescente víctima de violación y lograr justicia para ella

Más información sobre la campaña aquí!

Actualización a 20 de marzo de 2017: ¡Lo han logrado! Gracias a su ayuda el Gobierno de Paraguay participó en la reunión de trabajo del 17 de marzo frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). A diferencia de la primera reunión, en la cual Paraguay no participó, esta vez el gobierno atiendo y fue encabezado por la Embajadora de Paraguay ante la OEA. Junto con nuestro socio CLADEM, esta fue una oportunidad clave para urgirle a Paraguay que cumpla con sus obligaciones a Mainumby y su familia bajo no solo las Medidas Cautelares adoptadas en junio del 2015 pero también bajo las normativas de derechos humanos regionales e internacionales. Les presentamos evidencia de las dificultades que Mainumby encara en proveer por ella y por su bebé y, a pesar de presion para cerrar las Medidas Cautelares, logramos mantenerlas abiertas.

Con el objeto de detener las tasas desenfrenadas de abusos sexuales y embarazo infantil forzado, propusimos a la Comisión que visitará Paraguay para celebrar una reunión de trabajo con las principales partes interesadas, como representantes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia y el Ministerio de la Mujer. Durante la visita, prevista en un principio para mayo de 2017, se estudiarían recomendaciones sobre la forma en la que el Estado debe impedir, castigar y erradicar la violencia sexual contra las niñas.

Muchas gracias por movilizarse. ¡Estaremos explorando socios para determinar si llevar un caso frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y continuaremos colaborando con la Comisión para hacer que Paraguay rinda cuentas por las promesas que hizo a Mainumby y, en general, por sus obligaciones para con todas las niñas de Paraguay!  

Recurso: CLADEM Presenta - Niñas Madres. Embarazo y maternidad infantil forzada en América Latina y el Caribe


La vida de “Mainumby” corre grave peligro. Esta niña paraguaya de 10 años quedó embarazada como consecuencia de los repetidos abusos sexuales cometidos presuntamente por su padrastro. Mainumby aún está creciendo y ha estado muy enferma durante el embarazo. Actualmente está en la semana 23 de gestación, sufre una severa desnutrición y pesa menos de lo debido. El embarazo supone un grave riesgo para su vida. Tras dos diagnósticos erróneos, finalmente en la semana 21 se detectó que la niña estaba embarazada. Tras escuchar a los médicos decir que la vida de su pequeña corre peligro si lleva adelante el embarazo, su madre solicitó que se le practicara un aborto. Sin embargo, a pesar de que la ley paraguaya permite el aborto en caso de que la vida de la mujer o la niña corra peligro, su petición fue rechazada y la madre fue detenida y acusada de incumplir su deber de diligencia. Mainumby ha estado separada desde entonces de su madre y su familia, lo cual afecta aún más a su estado de salud.

Desgraciadamente, el de Mainumby no es un caso aislado. Según el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM), organización asociada a Igualdad Ya, Paraguay presenta una de las tasas de embarazo más elevadas entre adolescentes de 10 a 14 años en América Latina. La violencia sexual, sobre todo contra las chicas, está también muy extendida.

¡Mainumby necesita su ayuda! Haga un llamamiento al gobierno para que salve su vida.

Cada día que pasa, la vida de Mainumby corre más peligro. Únase al llamamiento de Igualdad Ya y CLADEM para pedir a Paraguay que se asegure de que la niña recibe todo el tratamiento médico necesario, que se investigue y se procese al violador, y que Mainumby pueda reunirse de nuevo con su madre. Inste también al gobierno paraguayo a que establezcan las medidas oportunas para garantizar respuestas inmediatas y efectivas en otros posibles casos de abusos sexuales, y que se proporcione el tratamiento médico necesario, incluida la interrupción del embarazo, a las niñas y mujeres que hayan sufrido abusos sexuales.



Añademe a la siguiente lista (s) :
  • WAN Sí, envíame acciones por correo electrónico
  • Compartir