Sierra Leona - ¡Permitan que las niñas aprendan!

Aprende más acerca de lo que está sucediendo a las niñas en Sierra Leona!

Actualización a 29 de agosto: ¡Avance logrado! Reino Unido e Irlanda han respondido al llamamiento colectivo de Igualdad Ya para que se aseguren de que los programas de educación que financian en Sierra Leona también aborden el problema generalizado de la violencia sexual contra las alumnas y para que se cercioren de que no están apoyando inadvertidamente un sistema educativo discriminatorio. Ambos nos han asegurado que su financiación no pretende crear un sistema separado y desigual para las niñas. Tenemos previsto continuar el debate para explorar distintas formas en las que la comunidad internacional puede ayudar mejor a la reintegración de las niñas embarazadas en el sistema educativo general y medidas concretas para garantizar que todas las niñas puedan acceder a la educación sin miedo a la violencia o la explotación.

Para mantener la atención internacional sobre esta cuestión, Igualdad Ya también ha planteado las continuas violaciones de los derechos humanos al Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y en una reunión con el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Discriminación de la Mujer en la Ley y en la Práctica. En Sierra Leona, hemos establecido una estrategia con nuestros socios acerca del mejor enfoque para responsabilizar al estado por no proteger a las niñas frente a la violencia y la discriminación. Nos hemos comprometido a apoyar el trabajo de nuestros socios para acabar con la prohibición de que las niñas embarazadas asistan al colegio y para garantizar que Sierra Leona aborde de manera urgente la creciente violencia sexual contra las niñas. ¡Muchas gracias por su ayuda!

Crisis continua de derechos humanos en Sierra Leona: ¡todavía se niega el derecho a asistir al colegio a miles de niñas adolescentes a las que se ha dejado embarazadas, a menudo debido a abusos o explotación sexual!

La epidemia del Ébola centró la atención internacional sobre la violencia y explotación sexual generalizada de las niñas en Sierra Leona. Muchas niñas que regresaron al colegio después de la crisis se encontraron con que se les negaba el derecho a una educación porque se habían quedado embarazadas:

A “Samantha” la dejó embarazada su profesor cuando tenía tan solo 16 años. Este a menudo le pedía que le llevara agua a su casa a cambio de material escolar básico y unas buenas notas. Finalmente, el profesor agredió y violó a Samantha, quien se estuvo quieta por miedo a lo que podría hacerle en represalia. A pesar de las intervenciones de su familia, se permitió que el profesor continuara trabajando en la clase, una clase de la que Samantha fue expulsada por el hecho de estar embarazada.

Al igual que muchas niñas de Sierra Leona, “Jeanne” perdió a sus padres debido a la epidemia del Ébola y a sus 17 años está sola. Tenía la esperanza de que recibir una educación fuera su pasaporte para una vida mejor. No obstante, unos “moteros”  exigieron sexo a Jeanne a cambio de llevarla y traerla del trabajo y el colegio, y al no tener otra opción, accedió. Jeanne se quedó embarazada y desolada al descubrir que no podía seguir asistiendo al colegio ni presentarse a los exámenes.

“Frances” únicamente tenía 13 años cuando fue explotada y dejada embarazada por un hombre mucho mayor que ella que le ayudaba a pagar las tasas del colegio a cambio de actos sexuales. A ella tampoco se le permite volver al colegio. La madre de Frances, una madre soltera que no tiene ayuda de ningún familiar, se desespera por esta injusticia.

En un intento por acomodar a estas niñas que se han quedado “fuera del colegio” el Gobierno de Sierra Leona estableció medidas alternativas, con el respaldo de la ayuda internacional. No obstante, si bien esta alternativa pudo estar basada en buenas intenciones, la resultante escolarización separada y desigual no hace más que perpetuar la discriminación y el estigma contra las niñas que ya han sido víctimas de personas con poder.

¡TOME MEDIDAS! Ninguna niña que se quede embarazada, especialmente después de haber sido violada y explotada, debe ser de nuevo una víctima al negársele una educación.  Y los donantes internacionales deben asegurarse de que todas las niñas reciban educación y de que sus capacidades de financiación se utilicen para promover la igualdad y la ausencia de violencia.

Únase a Igualdad Ya y a nuestros socios, Women Against Violence and Exploitation (WAVES), Women’s Partnership for Justice and Peace (WPJP), Graceland Sierra Leone, Child Welfare Society y Education for All Coalition – Sierra Leona:

  • Haciendo un llamamiento a Sierra Leona para actuar inmediatamente para acabar con la violencia, castigar a los responsables y eliminar la prohibición de que las niñas embarazadas asistan al colegio.
  • Haciendo un llamamiento a los donantes internacionales, especialmente los Gobiernos del Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos, para que insten a Sierra Leona a proporcionar una educación general y segura para las niñas y a asegurarse de que las políticas de educación que financien aborden las cuestiones más amplias de la violencia sexual y la explotación.


Añademe a la siguiente lista (s) :
  • WAN Sí, envíame acciones por correo electrónico
  • Compartir